lunes, 8 de junio de 2009

Un DT a la derecha, por favor.


La Selección Argentina de fútbol no juega a nada.

Está llena de nombres.

Nada más.

Tantos buenos jugadores no garantizan un buen funcionamiento.

Hace años que con el nombre no se gana.

Porque la táctica, la estrategia, los detalles, cuentan.

Porque jugamos contra Colombia en casa, salimos con tres delanteros y tres en el fondo.

Colombia en casa nos permite imaginar que Gago puede ser carrilero.

También creímos que los tres del fondo alcanzan aunque no tengan trabajo para aceitar su funcionamiento y, peor, aunque de los tres apellidos sólo uno sea confiable (Demichellis).

Basta.

Lo de Bolivia no fue casualidad.

Venezuela (si, Venezuela) les ganó en La Paz.

Hay que poner un DT al lado de Diego.

Para que el diez motive y otro piense la táctica.

Así no vamos a ningún lado.


No hay comentarios: